Las mejores medias para el arbolito

Nunca falta un par de medias en el arbolito de Navidad. Te contamos cómo transformar el regalo más simple en algo muy especial y solidario.

El pesebre, los bastones de caramelo, los villancicos, el trineo, los renos, Santa Claus, San Nicolás, Papá Noel, Kris Kringle o el Abuelo Frío. Las tradiciones navideñas varían de un país a otro, pero lo que siempre permanece es la buena intención de reunirse en familia para disfrutar de un buen momento y compartir regalos.

“Un obsequio, dos sonrisas” es el lema y la misión de Panamedias, un proyecto que diseña medias coloristas con motivos divertidos y, por cada par que vende, dona uno a gente que lo necesita. Así de fácil y así de importante. Una manera muy simple de ayudar.

Bevy Diciembre-209

Para celebrar estas fiestas, Cerveza Patagonia se unió al emprendimiento para crear una edición especial que lleva un estampado de la flor de lúpulo. Por cada pack que compres (cada uno trae dos pares en tonos diferentes), se dona un par a Fundación CONIN.

Este accesorio que tiene poca prensa en realidad es un detalle que define cualquier look. Es el obsequio que nunca falta y que nunca falla. Son prácticas, unisex, de talle único, y a nadie le vienen mal. Es más, cuando las recibimos todos las agradecemos, porque las usamos casi todos los días.

Bevy Diciembre-198

Los calcetines de Santa

Estas no son las únicas medias de la Navidad, también están aquellas que se cuelgan en la chimenea para llenarlas de regalos. Esta costumbre anglosajona va llegando poco a poco a Latinoamérica. En los países nórdicos, a los pequeños se les cuenta que los regalos que aparecen en estos calcetines son los que vienen directamente de Santa Claus, mientras que los que se envuelven proceden de los seres queridos. Todavía hay familias que acostumbran a tejer un calcetín diferente para cada miembro, como se hacía décadas atrás.

¿De dónde surge esta tradición? Existen diversas leyendas que explican el origen. Una de las más extendidas es la historia de un noble que fue contemporáneo a San Nicolás (un personaje real sobre quien se supone que se basa Santa Claus) que, como las #panamedias, también tiene un tinte solidario. El señor en cuestión, tras la muerte de su esposa, repartió toda su fortuna y se quedó viviendo humildemente con sus tres hijas. En aquellos días, la dote era un requisito para que una mujer pudiera casarse, y San Nicolás aprovechó la víspera de Navidad para poder ayudar a las chicas enamoradas que estaban imposibilitadas para contraer matrimonio.

Dicen que, muy sigiloso, exploró la casa sin ser visto y tuvo la ocurrencia de utilizar las medias recién lavadas que las hijas habían dejado en la chimenea secándose para depositar su ofrenda. Así dejó unas monedas de oro en la media de cada niña.

Los milagros existen y parece que son más probables en la época navideña.

Bevy Diciembre-176

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s