Cervezas de trigo: ¿por qué son perfectas para primavera?

Una especialidad europea ideal para tomar bajo el sol o las estrellas. ¿Cuál elegir?, ¿con qué marida?, ¿cómo servirla?

Muchas veces vamos a lo obvio, a las birras más conocidas o comerciales. Hoy las cervezas del mundo se consiguen en Buenos Aires, hasta podés pedirlas a domicilio. Esta época del año es el momento para probar una buena cerveza de trigo…espumosa y ligera. Aquí, las claves para degustarla y amarla.

IMG_6606-17.jpg


ABC

El Universo de las cervezas no se acaba en la malta de cebada. Con el boom cervecero que vivimos en la Argentina, el umbral de las cervezas conocidas se amplifica. El trigo va ganando posiciones y despertando paladares, ofreciendo esta especialidad originaria de Alemania y Bélgica.

Lo primero que tenemos que saber sobre ella es que no se hace con 100% malta de trigo, pero sí tiene un porcentaje elevado de este cereal, y el resto de malta de cebada.

¿Cuáles son sus rasgos principales? Siempre efervescente y altamente aromática. Joven, de bajísimo amargor y sensación refrescante, es ideal para acompañar una comida al aire libre. La cerveza de trigo es muy versátil, combina fácilmente con platos livianos y veraniegos (en Bélgica es la dupla inseparable de los mejillones). Por todo esto y su bajo contenido alcohólico suele tener una graduación de unos 5º es perfecta para calmar la sed.

Como pan caliente

El trigo le otorga un perfil característico a esta cerveza única, con sabor a grano, que nos recuerda el irresistible olorcito al pan recién horneado. En el siglo XVI, las cervezas de trigo estaban tan de moda que no había suficiente cereal para abastecer su producción y para hacer pan. Esta escases fue una de las razones por las que en 1516 se dictó la ley de la pureza alemana, que establecía que sólo podían usarse tres ingredientes en la fórmula cervecera: cebada, lúpulo y agua (por aquel entonces todavía se desconocía la existencia de la levadura en el proceso de fermentación).

Los otros motivos que propiciaron el decreto son los que trasformaron la Reinheitsgebot en un mito…parece que sus intenciones iban más allá de la protección alimentaria y el control de precios de un producto básico como el pan. Todo ocurrió a orillas del Danubio durante un encuentro de la nobleza, donde Guillermo IV de Baviera dictaminó la regulación. ¿El quid de la cuestión? El duque tenía el monopolio de la cebada…

IMG_6762-2.jpg

Degustación

La comida entra por los ojos, la bebida también. Siempre hay que empezar la cata con la mirada en su color ámbar. El dorado pálido contrasta con su cresta blanca: una espuma abundante y densa de larga duración. Mullida y persistente.

Generalmente son cervezas opacas, no muy transparentes. Nebulosas y de aspecto turbio, porque son sin filtrar (aunque hay versiones filtradas que se denominan kristall y son más brillantes).

Regalan aromas y sabores frutados por su fermentación alta. Una de las características más buscadas de la cerveza de trigo es el sabor a banana, vainilla o clavo de olor. Su cuerpo puede ser ligero o medio, nunca pesado. La textura de trigo da la sensación de sabor cremoso. Tiene un final suave.

IMG_6592-11.jpg

Las más famosas

Baviera es la capital mundial de las cervezas de trigo. En esta zona donde se ubican más de la mitad de las 1200 fábricas de cerveza que hay en Alemania, esta variedad es muy elegida (según los censos cerveceros la cifra para el trigo acapara el 30% del total del consumo).

Se la conoce como weizenbier, cerveza de trigo, o weissbier, cerveza blanca. Para muchos, esta última es la más representativa del estilo, y lleva su nombre en referencia a esa niebla que caracteriza su look.

Los belgas también hacen cervezas de trigo, se llaman witbier en flamenco o bière blanche en francés. A diferencia de las germanas que lo utilizan malteado, en Bélgica no se maltea el trigo, sí la cebada. Este detalle les da un mayor gusto a grano y más cuerpo. Son muy sabrosas porque suman especias y también pueden contener avena. Su espuma es menos abundante que las alemanas; su tono, amarillo pajizo.

Las favoritas se elaboran en Hoegaarden, una ciudad que es sinónimo de cerveza de trigo. Esta variedad se elabora aquí desde la Edad Media, cuando monjes belgas, con un golpe de inspiración divina, comenzaron a experimentar con ingredientes exóticos que llegaban con las conquistas. La receta original, con naranja y cilantro de la colonia de Curazao, data de 1445. Para el siglo XVIII, el pueblo ya se había convertido en un gran templo cervecero con 12 fábricas y 110 cervecerías.

IMG_6827-11.jpg

Los mejores ejemplares para tomarte en casa

De las cervezas de trigo importadas que se consiguen en nuestro país, te recomendamos Franziskaner Weissbier Hell, una cerveza blanca de Baviera con espuma exuberante. De aroma frutal, en boca se destaca por su sabor a banana y cítricos. Fresca y sutilmente especiada, se la reconoce por su sabor dulce al final de cada trago.

Para disfrutar de la primera witbier, hay que ir por Hoegaarden. 9 de las 10 cervezas de trigo que se venden actualmente en Bélgica son de esta marca. Condimentada con semillas de cilantro y cáscara de naranja, de color dorado y espuma densa, con un amargor muy refrescante.

Para probar las dos, pedite el pack de cervezas de trigo de BevyBar (trae 6 Hoegaarden de 330ml y 6 Franziskaner de 500ml).

Captura de pantalla 2017-09-26 a las 14.28.57

¡A poner la mesa!

La mejor manera de disfrutarla es a 4° C y cada cual en su vaso típico. Cuenta la leyenda que el de Hoegaarden deriva de un envase de mermelada. Todo por una razón muy simple: un día se acabaron los vasos limpios en el pueblo y no les quedó otra que la practica solución de acudir a frascos de dulce. Franziskaner se bebe en la cristalería clásica para la cerveza de trigo, un vaso angosto y alargado, de gran tamaño (473ml) con un ancho que crece hacia arriba.

Expert Tip: Recordá que las botellas con levadura se sacuden en remolino antes de servir. Si tu cerveza lleva el prefijo “hefe” se embotelló con levadura sin filtrar, imprescindible revolver antes de beber.

Sugerencia del chef:

-Picada: Conseguite unos pretzel y unos buenos fiambres de tipo alemán

-Plato: Ensalada tibia de pollo, brochettes de langostinos (estos pinchos a la parrilla son geniales para comidas al aire libre informales como finger food)

-Aderezos: alioli, mayonesa de wasabi

-Postre: Lemon Pie o tarta de manzana

 


Un comentario Agrega el tuyo

  1. Noemí guerreiro dice:

    Que bueno la verdad muy interesante y útil la unformacion

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s