Leffe te lleva al verano europeo

Viajamos a Londres. Te mostramos World Beer Awards y sus ganadores (bien por la belga Leffe que arrasó). Aprovechamos para dar una vuelta por los mercados de la capital inglesa. Mucha onda, gastronomía y nuevos sabores.

En esas listas sobre los mejores trabajos del mundo hay que incluir a los jueces de World Beer Awards, el concurso que se encarga de premiar a los mejores exponentes de nuestra bebida favorita. Tienen la ardua tarea de probar más de 1900 cervezas de 36 países (desde Chile hasta Islandia) para dar con las ganadoras de 8 categorías.

72 estilos y un panel de casi 100 profesionales de la cerveza entre ellos beer sommeliers, periodistas especializados y otros expertos de la industriareunidos en Londres para catar a ciegas y puntuar a las participantes.

PACK 1_2-20

“Los premios de este año demuestran que la revolución global de la cerveza no acabará pronto. Tenemos ganadores de países con gran tradición cervecera como Bélgica y Alemania, y la potencia productora que es América del Norte también está bien representada. Sin embargo, lo que me resulta fascinante es el surgimiento de Brasil como país productor emergente”, asegura Adrian Tierney-Jones, presidente del jurado de World Beer Awards, autor de 1001 cervezas para probar antes de morir y muchos otros libros, como Great British Pubs, además de colaborador en Daily Telegraph, All About Beer y Sunday Times Travel Magazine.

El medallero belga

El objetivo de la competencia es acercar la buena calidad al consumidor, para que en cualquier parte del mundo, donde haya un fanático de la cerveza, haya un ejemplar de lujo para él. El año pasado, Bélgica se llevó la mitad de los galardones principales, alimentando su fama de ser el mejor país productor de cervezas del mundo.

Affligem Blond fue la mejor rubia 2016; Rodenbach Caractere Rouge, la mejor saborizada; Oud Beersel Oude Gueuze, the best sour beer; y St-Feuillien Grisette Blonde Sans Gluten Bio, la mejor cerveza de especialidad.

Esta edición de World Beer Awards, que dará a conocer sus 8 máximos campeones el 21 de septiembre, también viene muy bien para las belgas, lo que significa un buen pronóstico sobre su desempeño en estas “olimpiadas”, porque en 2016 en estas instancias del campeonato también habían cosechado distinciones en las subcategorías. Las Leffe se vienen con todo: Radieuse y Royale Whitbread Golding sacaron medalla plateada, mientras que tres medallas de oro fueron para Blond, Rituel y Tripel.

En su tierra de origen, abrieron Maison Leffe, un imperdible en una escapada a Bélgica para degustar sus diferentes variedades en la misma abadía en la que hace casi 8 siglos unos monjes crearon Leffe como un revigorizante para fortalecer a los peregrinos que los visitaban.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las que ya están en la Argentina

3 de las 5 Leffe que acaban de ser premiadas en Inglaterra se consiguen en nuestro país (dos de ellas se venden sólo y exclusivamente en BevyBar). Podés empezar por Blond, la rubia exótica, dorada y especiada con clavo y vainilla. De sabor seco y frutal, esta Belgian Abbey Ale ofrece un equilibrio de fuerza y sutileza. Un estilo agradable, de amargor delicado.

Las que se quedaron con la categoría Estilo Belga Strong Ale son Royale Whitbread Golding y Radieuse. La primera es una rubia de mucho cuerpo que es puro refinamiento. Nació de la combinación de tres variedades de lúpulo (un conservante natural que ayuda a la longevidad y conservación de la cerveza, además de impactar en su apariencia física), todo un caramelo que en nariz aporta notas cítricas, de ahí la importancia de tomarla en la copa especial de la marca para magnificar sus aromas y disfrutar de una experiencia cervecera única.

Final18b

Con su color ámbar, Radieuse defiende su nombre poético a capa y espada. Cáscara de naranja y semillas de coriandro en una combinación excepcional con las maltas tostadas. Un gusto rico y complejo para el deleite de los conocedores que alcanza su plenitud cuando se sirve a 5-6°C con una provoleta de queso de cabra y un cordero patagónico. Ya tenés el menú para el próximo asado; ahora seguimos por Londres en busca de otros sabores.

3 mercados londinenses para probarse todo

Los escandinavos preparan gravlax de salmón; los árabes, falafel; los franceses, crêpes; los italianos, la pasta fresca; los argentinos, empanadas; mientras los asiáticos cocinan en woks y sirven café a la vietnamita. Todos los sábados, Broadway Market se llena, la feria al aire libre es excusa y razón para reunirse en estas calles del Este de Londres que son el meeting point indiscutido.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Por aquí andan Keyra Knightley o Viggo Mortesen cuando vienen a cenar a Buen Ayre, la famosa parrilla argentina donde te podés tomar nuestra querida Leffe o una Buenos Ayres hecha en Alemania, en este restaurante de un bonaerense con ascendencia irlandesa adonde también estuvieron Alfredo Casero y Carlos Tévez.

En Broadway Market, el espacio de la moda es el puesto de Paul, que ofrece ropa vintage a buen precio frente a la librería Artwords, especializada en diseño, fotografía, arte y gastronomía, con una impecable selección de libros visuales y revistas internacionales. Después hay que darse una dosis de verde en London Fields, que también ofrece una deliciosa parada para beber una pinta: Pub on the Park y una terraza espectacular en pleno parque de árboles y flores, que en verano en Inglaterra están a punto.

20368995_1401284693274361_3605857189288840282_o

El domingo, para probar comida étnica hay que ir a Brick Lane, una calle con edificios bajos de ladrillos “grafiteados” que concentra tiendas de diseño emergente, puestos de objetos y antigüedades, mercadillos, músicos y artistas callejeros, más patios de comida que exportan platos del Caribe, Asia, Medio Oriente, África y América del Sur. Desde 1970, esta zona congrega la mayor inmigración de Bangladesh de la ciudad y por eso también incluye un distrito de restaurantes para pedirse samosas y un mango lassi.

De los mercados de última moda de East London, nos vamos al clásico Borough Market que aparece tras cruzar el río por el London Bridge, el primer puente que se construyó (en 1894) a medida que la ciudad se fue expandiendo y fue necesitando pasos que unieran las dos orillas del Támesis. A su lado se encuentra el mercado de comida más antiguo de la capital: Borough Market. Esta feria centenaria vibra con los pequeños productores que traen lácteos, embutidos, mermeladas, conservas y carnes de sus granjas.

Aquí se viene a degustar pastelería casera, comida egipcia, suiza y tailandesa. A comprar aceitunas griegas, un chutney, pickles y aceite de trufa para la picada de vuelta a casa, con una birra.

Nota_Leffe_CTA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s